Deprecated: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/ateop927/public_html/smf/Sources/Load.php(225) : runtime-created function on line 3
LIBRERIA DE VIEJO
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
NotiCentro: Para registrarte escribe a registro@poetastrabajando.com
con nombre de usuario y dirección de e-mail
Páginas: [1]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: LIBRERIA DE VIEJO  (Leído 423 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
Martha Larios
Pluma ORO
*****

Karma: +0/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 273


« : Agosto 16, 2017, 06:10:27 »

LIBRERIA DE VIEJO


De esta ciudad de libros hizo dueños a unos ojos sin luz,
que sólo pueden leer en las bibliotecas de los sueños
los insensatos párrafos que ceden las albas a su afán
Jorge Luis Borges



Era una mañana de agosto, salí del pueblo hacia la ciudad de México para hacer varias diligencias. Entre algunas otras fui a imprimir algunas fotografías, tardarían tres horas aproximadamente en hacer el trabajo. Como ya había terminado todo lo demás. Decidí ir a tomar algo en un lugar antiguo, donde se respiraba no solamente el característico aroma del café y deliciosos pastelillos, sino los años y personas que habían pasado por ahí, y lo demostraban las fotografías amarillentas en blanco y negro.

Sobraba una hora, así que decidí continuar oliendo el tiempo, y entré a una librería de viejo, donde ahora respiraba el aroma del papel color sepia, el polvo, la madera de cedro del mobiliario. Todo éso me hizo recordar cosas agradables. Pues siempre que estamos abiertos a usar nuestros sentidos, de los que muchas veces por la prisa de vivir, nos olvidamos que existen, los aromas llegan con aires de recuerdo.

Había una gran mesa con ofertas desde diez, veinte, treinta, cincuenta pesos, no más. Como siempre, a pesar de mi edad, pero con esos ojos de niña inquieta que me permiten ver y descubrir. Observé y no lo podía creer, ahí en veinte pesos estaba un libro que mi primer jefe había escrito, y yo había mecanografiado todos los borradores cuando trabajaba como secretaria en español, solamente tenía diecisiete años. Lo había repetido muchísimas veces en la máquina de escribir, para corregir y volver a corregir hasta que fuera posible enviar a la imprenta.

La colección de esos libros formó parte de mi biblioteca particular muchísimos años. Cambié de empleo como secretaria bilingue a otra institución. Después, cuando tuve que dejar mi pueblo para trabajar en otro Estado de la República Mexicana, los obsequié a alguien que no recuerdo, pues regalé todos los que tenía a diferentes personas y a algunas bibliotecas públicas. De hecho, alguien me envió un lindo email que decía “Gracias por inundar de conocimiento y sabiduría este lugar”, con eso me sentí más que satisfecha. Quería decir que mis libros habían quedado en buenas manos.

Volviendo a mi relato, y debido al cariñoso recuerdo de haber colaborado en la elaboración de ese libro, quise recuperarlo, y dije a la persona que atiende, con gran seguridad y júbilo, me llevo ese libro. Cuesta veinte pesos? Si claro, ahora se lo doy. Lo pago y lo abro.

En la primera hoja dice Martha y reconozco mi letra. Apenas puedo creerlo!! Como es posible que entre cientos de librerías en esa zona y entre millones de libros viejos, estaba precisamente el mío. Empecé a reir, y me sentía feliz, muy feliz. Eran muchos sentimientos encontrados, como la alegría, curiosidad y sorpresa.

También un día antes, mi muy querida amiga Rosy, me envió una fotografía preguntándome, eres tu la que aparece ahí? Digo… Si claro y ella contesta muy sorprendida. Mira, yo no recordaba que fuimos juntas a clases de inglés y tu tampoco, y ahora que localicé la fotografía, estuvimos juntas en ese tiempo, nuestros destinos ya estaban entrelazados hace mucho tiempo. Nos reimos tanto!!

Y entonces, muchas preguntas, vienen a mi mente. Quién lo llevó a vender ahí?, Qué significa ésto? Por qué llegaron juntos estos dos eventos llevados a cabo en el mismo lugar?.

Es curioso como la rueda de la fortuna de la vida no solamente nos hace reencontrarnos con seres humanos, sino también con objetos que conforman nuestro pasado y nos traen recuerdos hermosos al presente.

Martha Larios
En línea
Páginas: [1]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  

Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF 1.1.15 | SMF © 2006-2009, Simple Machines
Red Mist Theme By Wdm2005 © 2008
XHTML 1.0 válido! CSS válido!